Fotografía y emotividad

Obra de la fotógrafa Francesca Woodman, quien es considerada pionera en el uso de las imágenes espectrales dentro de la fotografía, al igual que el fotógrafo eslavo Evgen Bavcar.

Sus lienzos en celuloide, reflejan, además, un tipo de ambiente que retrotrae a un tiempo histórico que rezuma melancolía, en donde los atavismos del crepúsculo de un Dalí que inspira muerte, se convierten en esta fotógrafa en motivo para la creación. Por eso su obra excede por mucho el surgimiento de la técnica en el sentido de una técnica que revoluciona, y expresa con todas sus fuerzas el mundo interior y las emociones más emergentes de esta creadora, aquellas que permanecen generalmente cerradas. La obra de esta artista es en este sentido iconoclasta, pues muestra que los seres humanos –con útero o sin él– tienen derecho a su sentimentalidad y a la expresión de la misma.

La imagen en Woodman es vómito, pero es nervio y es explosión, se alimenta de sustancias viscosas y da nombre a aquello que generalmente permanece innombrado. En Woodman se lee la pasión, la infancia y el desconsuelo de alguien que busca su paraíso perdido y en ese sentido su obra se vuelve inmortal. Da nombre a la modernidad, la tala y la levanta. La sepulta y la erige en postmodernidad, vuelco que encumbra al individuo. ¿Debe por esto pensarse que su obra está condenada a ser otro berrinche de algún artista contemporáneo?

Si algo caracteriza a nuestra época es su sentimentalidad y si en algo Woodman es artista es en que supo plasmar dicha sentimentalidad como poca gente. Eso, quizá, la distingue de Bavcar.

A veces nuestra época, sus excesos y sus desvaríos, nos lleva a la náusea, ¿pero, cómo negar que Woodman es un digno y representativo artista de su tiempo? ¿No eso hace el arte, plasmar el zeigeist epocal?

Francesca Woodman, considerada una de las artistas contemporáneas más importante de las últimas décadas, muere al tirarse de un sexto piso de su departamento en Nueva York tras una crisis depresiva.

Kate Millett, tal vez logre enunciar lo que Francesca expresó a través de sus fotografías:

…el problema en realidad es mi existencia, inmersa en esta vida de depresión. Asistir al espectáculo de mi locura debe de haber torturado mucho a Sophie, su sentido de lo correcto.

Kate Millett, Diarios sobre locura

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: